montaje - de continuidad

espacial - corte en movimiento

 

El halcón maltés

En El halcón maltés (1941) de John Huston, justo al comienzo se utiliza un corte en movimiento en el que se mantiene la continuidad de acción en el corte. Brigid se mueve de izquierda a derecha en ambos planos. El recorrido en esta dirección de Brigid que va hacia el escritorio de Sam Spade  hay un corte. En el primer plano Brigid viene de frente hacia Spade; en el siguiente la vemos ir de espaldas hacia él, no sólo utilizándose la continuidad en el movimiento sino también en la preservación de la regla de los 180º que coadyuva a suavizar el corte.  La similitud en el movimiento y el mantenimiento del eje de acción mantienen nuestra atención en la continuidad narrativa de la acción hasta tal punto que apenas reparamos en el corte en movimiento.

La diligencia

En La diligencia (1939) de John Ford, hacia el final, Doc Boone entra en el bar en Longsburg con la intención de persuadir Luke Plummer que deje en paz su revólver. En un primer plano señala la botella de whisky y le  dice a Luke, “¿Me pasa el whisky?” Éste hace resbalar la botella sobre el mostrador hacia él y en el siguiente plano vemos a éste atraparla sobre la marcha sin apenas darnos cuenta del corte en movimiento.