montaje - discontinuo - en relaciones espaciales

DIRECCIONES ILÓGICAS

 

Al final de la escapada

De la 13 a la 14 y de la 15 a 16 y 17, entre ellas, siguen una continuidad clásica o emparejamiento direccional en la transición. Sin embargo, en las transiciones restantes en su relación con el resto hay corte por salto, sobre todo, por la falta de emparejamiento direccional lo cual origina una cierta desorientación espacial en el espectador. En la 14 Michel mira a la izquierda y en 15 a la derecha; la transición no sigue la regla convencional de los 180º.  En el 16 y 17 con relación a la 14 tampoco.

13

14

16a

17

18

En la 18, cuando el policía recibe el disparo, la confusión espacial es pasmosa; no cae en el camino de entrada del plano 13 en el que se supone que está sino, incomprensiblemente, en unos matorrales que quizás estén por el lado izquierdo del coche.

Por último, la relación del plano 19 con los precedentes no está tampoco clara en su emparejamiento direccional; no se sabe de donde sale ni a donde va Michel corriendo campo a través, ni lo lejos que está de la escena o de si esa dirección es en la de París a la que se supone que tiene que ir a cobrar una deuda. Aunque las tres transiciones por salto sean confusas para el espectador, la línea general narrativa y su implicación están claras: el impremeditado asesinato y las transiciones revelan un comportamiento amoral del protagonista.

19

15