TRANSPARENCIA

RETROPROYECCIÓN

 

Vértigo

En Vértigo (1958) de Alfred Hitchcock el paisaje marino del fondo fue filmado sin los actores y utilizado como decorado en retroproyección con los actores iluminados a conveniencia en el estudio y actuando delante. Este tipo de recurso ha sido muy utilizado. El fondo y el primer plano tienden a verse separados en parte debido a la ausencia de sombras proyectadas desde el primer plano al fondo que también es difuso. Dada la evolución en la relación amorosa de la pareja, se percibe que no se deseasen sombras y que se de la veracidad máxima a sus desbordantes sentimientos, algo que visualmente se consigue con el tronco en el que se apoya la actriz y la introducción del plano en que ella huye monte abajo para volver al clímax de la retroproyección con la  embravecida espuma de las olas detrás.

Crónica de Anna Magdalena Bach

En el extracto de Crónica de Anna Magdalena Bach (1967) de Jean-Marie Straub & Danièle Huillet podemos ver una retroproyección anómala por lo descaradamente inusual. Bach está de pie, en ángulo vertical, tocando el clavicordio. Dado que convencionalmente las retroproyecciones eran disimuladas y que el resto de los planos de la película en exteriores han sido filmados en un perspectiva correcta, esta descentrada retroproyección centra poderosamente la atención en la iluminación, la antorcha, el edificio y la verticalidad del músico avivada toda la composición audiovisual en terrenal ascensión.